UC en Tiempos de Pandemia

Sangoma Marketing Manager, CALA

Probablemente a estas alturas ya nadie puede decir que no se ha visto afectado por la pandemia, ya sea directa o indirectamente. Quizás, algún conocido suyo perdió su trabajo o tuvo que cancelar un viaje al extranjero. O tal vez alguien cercano a usted, un amigo, un pariente, un colega, llegó incluso a enfermarse con Covid-19. En el caso de Ecuador, los efectos se sintieron desde muy temprano y fueron agravándose de manera repentina, alcanzando picos alarmantes en el número de casos y víctimas. El día de hoy quería compartirles la historia del sistema UC de uno de nuestros clientes allí, y cómo ellos lograron emplearlo de una manera significativa y completamente inesperada.

Hacia finales de enero, nuestro cliente (una universidad privada) acababa de implementar su nueva IP-PBX, habiendo completado una exitosa migración de su  sistema antiguo. No pasó mucho tiempo después hasta la llegada del Covid-19. Afortunadamente, hoy en día el sistema telefónico corporativo y sus capacidades han evolucionado mucho desde aquellas épocas cuando las llamadas internas entre sucursales o incluso entre diferentes edificios costaban, ya que la interconexión se hacía a través de la operadora.

Gracias a esto, la universidad pudo tomar medidas rápidas para garantizar que pudieran seguir trabajando cuando comenzó la cuarentena, la cual vino acompañada de un estricto toque de queda que paralizó casi completamente la movilidad de la población. Nuestras soluciones le habilitan a llevar consigo la extensión de teléfono de su empresa donde quiera que vaya, permitiéndole responder llamadas de trabajo regulares, conferencias, chatear y colaborar con sus compañeros de trabajo desde la aplicación cliente en su computador portátil o su teléfono móvil.

Lo mejor para la universidad fue el no incurrir en costos adicionales de licenciamiento para habilitar estas funciones y poder comenzar a trabajar de forma remota. Desde los miembros de las facultades al personal administrativo, y hasta el canciller (quien se encontraba en el extranjero en ese momento), todos lograron conectarse y comunicarse de forma regular.

Como siguiente paso decidieron migrar la operación del call center para evitar perder llamadas de estudiantes actuales y aplicantes potenciales. Esto último pronto les trajo una idea a la mente: Si podemos habilitar a nuestro personal para conectarse remotamente de manera tan fácil, ¿por qué no extender las ventajas del sistema para beneficiar a nuestros conciudadanos?

Recordemos por un minuto cómo fueron las primeras semanas de cuarentena. Los sistemas de salud locales y las líneas de emergencia regulares habían colapsado debido a los altos volúmenes inesperados de llamadas. La incertidumbre y el miedo estaban a la orden del día, ya que en aquel entonces sabíamos casi nada sobre el virus. Por lo tanto, la universidad decidió habilitar una línea de emergencia para brindar a las personas que llamaran una evaluación experta sobre sus posibles síntomas. Más de 80 médicos de todo el país decidieron unirse a la iniciativa, conectándose a la IP-PBX de la universidad a través de la aplicación Zulu UC instalada en sus teléfonos móviles. Para el final del primer día de operación del teleservicio de emergencia, el sistema reportó más de doce mil llamadas que ingresaron a la cola de atención.

En las últimas dos décadas han surgido nuevas y emocionantes tecnologías en el campo de las telecomunicaciones, y nuestras necesidades de comunicación han crecido a la par. Ahora necesitamos más y mejores formas de interactuar en nuestro mundo empresarial. Ciertamente no ha sido fácil para nadie enfrentar la crisis, y el camino hacia la recuperación y regresar a la normalidad es largo aún. Preparadas o no, las compañías han tenido que afrontar la situación y lograr ofrecer a su personal los recursos apropiados para seguir adelante. Esperamos que con suerte, el tener una mayor versatilidad y ser más flexible resulte en mejoras sustanciales al ecosistema laboral.

En cuanto a la universidad, ellos han continuado dando apoyo en la crisis y ampliando sus actividades para la salud, con instalaciones para pruebas y atención clínica. Seguramente cuando empezaron a implementar su sistema de comunicaciones unificadas, nunca llegaron a imaginar el papel relevante que desempeñaría en beneficio de la sociedad.

Como proveedor de tecnologías para UC, en Sangoma siempre hemos sido firmes defensores de la movilidad y la habilitación del trabajo remoto. Aún así, personalmente puedo decir que nos ha traído una gran satisfacción ver nuestras herramientas utilizadas de una manera tan valiosa.

Si desea obtener más detalles sobre esta implementación, le invitamos a descargar el caso de estudio de la Universidad UEES.

Share This Article

Share on email
Email
Share on print
Print
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Scroll to Top